26.1 C
Santo Domingo
viernes, septiembre 24, 2021

Netanyahu sigue adelante con la anexión pese a que aumentan las presiones

Jerusalén.- Las presiones contra la anexión israelí de parte del territorio palestino ocupado de Cisjordania aumentan día a día, mientras se calienta el debate interno y el Gobierno asegura que seguirá adelante y que “escuchará” a sus socios, pero priorizará el interés nacional.

La visita del miércoles a Jerusalén del ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, fue cordial y, las partes expresaron, como es habitual, su voluntad de profundizar relaciones y seguir cooperando. Pero Maas no se mordió la lengua: “La anexión es contraria a la ley internacional”, dijo, de pie y al lado de su homólogo israelí, Gaby Ashkenazi, que le escuchó con gesto inalterable.

El jefe de la diplomacia alemana se cuidó mucho de hacer ninguna amenaza y, de hecho, descartó que, de seguir en marcha los planes de anexión, éstos fueran a dañar las relaciones entre los dos países prometiendo que Berlín “hará lo que haga falta para mantener la asociación histórica y de ninguna manera reducirla”.

EXPUESTO A SANCIONES

Pero, según los medios locales, en privado el mensaje tuvo un tono más elevado y Maas habría advertido al primer ministro e impulsor de plan, Benjamín Netanyahu, de que varios estados europeos valoran imponer sanciones a Israel de seguir adelante.

“Maas reiteró en todas sus reuniones que Alemania no apoya estas medidas (punitivas), pero que tendría muy difícil frenarlas. Entre otros posibles pasos, Maas citó la decisión de países de la UE de reconocer al Estado palestino”, explicó hoy el diario Maariv.

Netanyahu respondió a Berlín con un comunicado que, quizá tratando de subrayar algo, empezaba diciendo que “el primer ministro accedió a la petición del ministro de Exteriores alemán para reunirse”.

Y añadía que el jefe del gobierno “insistió en que los intereses vitales de Israel, como la necesidad de control completo de seguridad al oeste del río Jordán, se reflejen en un acuerdo futuro” y dejó claro que “cualquier plan realista debe reconocer la realidad del asentamiento israelí en el terreno y no promover la ilusión de desarraigar a la gente de sus hogares”, en referencia a los colonos judíos en territorio ocupado.

A las advertencias del ministro alemán se ha unido en las últimas semanas varias condenas y llamamientos en la esfera internacional.

REACCIÓN REGIONAL

Ministros de Exteriores del mundo árabe, agrupados en la Organización de Cooperación Islámica (OIC), avisaron el miércoles en un comunicado de que consideran la anexión israelí “una declaración oficial de revocación de todos sus acuerdos firmados”.

También supone “el fin de la solución negociada, una seria escalada de sus políticas coloniales, una flagrante agresión a los derechos políticos, legales e históricos del pueblo palestino y una violación patente de los principios y estándares de la ley internacional, la Carta de la ONU y las resoluciones relevantes de la ONU”.

En el debate de la OIC, Turquía elevó el tono. Su ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, aseguró que este plan “destruirá todas las esperanzas de una paz duradera en Oriente Medio” y afirmó: “Si Israel cruza la línea roja, como países islámicos tenemos que mostrar que tendrá consecuencias”.

Las declaraciones europeas son más moderadas y se centran en reiterar el apoyo a la solución de dos estados -en la práctica incompatible con la anexión- y en llamar a las partes a negociar.

Según la agencia de noticias oficial palestina Wafa, el ministro austríaco de Exteriores austríaco, Alexander Schallenberg, aseguró por teléfono a su homólogo palestino, Riyad al Malki, que Austria apoya una solución al conflicto en base a las resoluciones y leyes internacionales y a la solución de dos estados. Fue una conversación similar a la que tuvo Malki con el titular de Exteriores griego, Nikos Dendias.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, manifestó también en abril que la UE considera que “cualquier anexión constituiría una grave violación de la ley internacional”.

En Reino Unido, un centenar de personas, entre ellos varios miembros destacados de la comunidad judía, han levantado su voz contra la anexión, incluido un exembajador israelí en el país.

CONTRA EL CONSENSO INTERNACIONAL

Además, un centenar de académicos de derecho internacional ha dirigido una carta al Gobierno israelí advirtiendo que la anexión sería una “patente violación de las normas fundamentales de la ley internacional y supondría una amenaza seria a la estabilidad internacional en una región volátil”.

Los expertos, recuerdan que “la norma que prohíbe la anexión unilateral por la fuerza se ha convertido en una norma básica de la ley internacional universalmente reconocida”.

“Todas las cortes e instituciones internacionales que han deliberado sobre esto, así como la abrumadora mayoría de juristas internacionales, se atienen inequívocamente a esta norma”, y la prohibición “también se aplica a territorios de otros estados y a territorios que no se gobiernan a sí mismos”.

Mientras crece la tensión sobre este asunto en la esfera internacional, en Israel continúa el debate interno.

DIVISIÓN EN ISRAEL

Según una encuesta del Instituto Midgam, solicitada por la “Iniciativa de Ginebra” -un impulso palestino-israelí por la paz-, en torno al 42% de israelíes se oponen a la anexión de un tercio de Cisjordania el próximo julio, mientras que un 32% lo apoya y una cuarta parte de los encuestados no opina sobre la cuestión.

“De los que inicialmente apoyan la anexión, cuando se les pregunta por las consecuencias, un 43% la sigue apoyando incluso si provoca una oleada de ataques, y un 38% cambiaría de opinión si supiese que se va a producir ese resultado”, afirma la encuesta recogida por el diario Jerusalem Post.

De los datos, el director de la Iniciativa de Ginebra, Gadi Baltiansky, deduce que “el gobierno no tiene un mandato popular para la anexión. Los israelíes quieren ver negociaciones y no entienden por qué se deben tomar ahora pasos unilaterales y peligrosos, en medio de una crisis económica y sanitaria”. EFE

 

- Publicidad -

Más popular