Padre e hijo construyen un Lamborghini con una impresora 3D

El “Hágalo usted mismo” no siempre puede aplicarse en materia de automóviles por lo difícil que pueden resultar algunas partes de un transporte. Pero el avance de la tecnología permite obtener resultados que antaño parecían impensados.

Un ejemplo de ello es el trabajo que llevan delante padre e hijo, que juntos están construyendo un Lamborghini Aventador “casero” gracias a una impresora 3D.

A Sterling Backus y su hijo Xander, de 11 abriles de existencia, les surgió una inquietud mientras jugaban al Forza Horizon 3, un videojuegos con un amplio catálogo de vehículos disponibles para designar. Cuando se decidieron por el Lamborghini Aventador, llegó la pregunta del inmaduro que desencadenó todo: “¿Podríamos construir uno de estos?”.

Ese fue el punto de partida para comenzar a construir de forma artesanal su propio deportivo en el garage de la casa de esta comunidad de Colorado, en los EE.UU. Ayuda mucho que Sterling sea físico y que esté especializado en el diseño de láseres para la investigación y expansión en la Universidad de Colorado.