26.1 C
Santo Domingo
martes, agosto 3, 2021

Proliferan niños pidiendo y trabajando en las calles de Santo Domingo

Niño de nacionalidad haitiana vende “bolones” en la avenida Sarasota con Pedro Antonio Bobea.

Desde tempranas horas, los menores son vistos trabajando diariamente como limpiavidrios, limpiabotas y de pedigüeños, a lo largo de las vías. Durante un recorrido de elCaribe se observaron grupos de hasta 10 niños y en ocasiones algunas niñas, correr en las intersecciones en torno a los vehículos que se detienen ante la luz roja de los semáforos, para limpiar de forma rápida el vidrio frontal y la luneta, a cambio de algunas monedas.

Dicha acción es repetida de forma frecuente por unas siete horas.
Tal escenario, se constató en la avenida Núñez de Cáceres con Rómulo Betancourt; en la Roberto Pastoriza con Lope de Vega, y en la Abraham Lincoln con 27 de Febrero. Algunos de ellos, al percatarse de la presencia de la prensa, se retiraron de forma súbita del lugar.

Haitianas piden con bebés en brazos

Un grupo de mujeres de nacionalidad haitiana piden diariamente con bebés en sus brazos y acompañadas de varios niños, en varias vías de la Capital. Tal situación se observó, en la avenida Núñez de Cáceres con Rómulo Betancourt, y está última con avenida Sarasota.

Niños pedigüeños dominicanos vuelven a restaurantes

Asimismo, en la Sarasota con calle Pedro Antonio Bobea, debido a la reapertura de varios negocios, decenas de niños y adolescentes pedigüeños volvieron a las inmediaciones de restaurantes, plazas comerciales y las principales calles de la ciudad Capital.

Muchos merodean en los alrededores de esos establecimientos, pese a al escaso flujo de personas debido a las disposiciones del Ministerio de Salud Pública, para evitar el contagio y la propagación del coronavirus.

Sin embargo, ellos buscan a toda costa que las personas extiendan su mano con dinero o con comida, ya que piden con la excusa de estar hambrientos o que necesitan “un pasaje” para regresar a su casa.

Este ambiente se observa de manera frecuente en las afueras de los restaurantes de comida rápida que abundan en la avenida Gustavo Mejía Ricart con Tiradentes, en el Ensanche Naco.

Los empleados de seguridad de esos sitios son quienes tienen que lidiar con los menores retirándolos del lugar, ya que aprovechan que los clientes se desmonten de sus vehículos para abordarlos con rapidez y pedirles.

“Vienen en grupos, parecen hermanitos. En estos días pasan por ratos, porque ya no viene la misma cantidad de gente que antes. A veces hacen el allante, dizque vendiendo paleticas, pero es pidiendo”, comentó un empleado de un negocio de comida rápida del lugar.

Conani acogió casi dos mil desde inicios de pandemia

El Consejo para la Niñez y la Adolescencia (Conani) informó que desde inicios de la pandemia en el país, la institución acogió unos 1,900 niños, niñas y adolescentes.

En promedio, alrededor de 400 menores por mes fueron acogidos y distribuidos en ocho hogares de paso.

Asimismo, Conani comunicó que conforme a esa media, la población de niñez en situación de calle es de un 30 por ciento.

- Publicidad -

Más popular