29.3 C
Santo Domingo
sábado, julio 24, 2021

Propuestas de PE sobre impuestos cayeron pesadas

Las voces de rechazo provienen desde distintos litorales de la sociedad.

El gobierno de Luis Abinader se estrenó de mala manera en la presentación de su primera propuesta de Presupuesto General del Estado, a juzgar por el “no definitivo”, que han recibido puntos de la pieza, en la que se pretende colocar impuestos a varias actividades.

Las reacciones en contra se han producido, incluso, antes que el Congreso Nacional haya tenido tiempo de conocer el proyecto que le envió el Ejecutivo, y provienen de la sociedad civil, de los partidos de oposición, de las centrales sindicales, comerciantes y hasta de legisladores del Partido Revolucionario Moderno (PRM), organización a la que pertenece jefe de Estado.

Y todo indica que al gobierno no se le “chanceará” con el otorgamiento de la “espera”. Para hoy a las 5:00 de la tarde la organización “Generación Servidores” ha convocado a una manifestación en la Plaza de la Bandera, de la capital, el mismo lugar donde el anterior gobierno tuvo que aguantar los reclamos de cientos de personas que reclamaron el respeto a la Constitución y la institucionalidad. A la gestión actual se le pide que deje sin efecto la intención de colocar impuestos que acabarían afectando a una población, que ha sido castigada ya por efectos de la pandemia de coronavirus, que colocó a la baja la economía nacional.

El gobierno contempla para 2021 –y lo incluyó en el proyecto presupuestal- aplicar cargas y gravámenes transitorios, y mantener medidas impositivas, como el ajuste por inflación o la división del cobro de algunas tasas, como la del 2% para el desarrollo de las telecomunicaciones. Se pretende adicionalmente gravar “ganancias extraordinarias” obtenidas por las empresas durante la pandemia y el consumo en moneda extranjera –vía las tarjetas de crédito, débito y otro mecanismo de pago equivalente- con tasas de 5 y 3%, respectivamente.

También se propone gravar con el Impuesto Sobre la Renta el salario número 13 o regalía pascual, para el caso de las personas cuyo salario supera los RD$34,685. Los sueldos de ahí hacia abajo no serían cargados con ese impuesto. El Gobierno ha pedido al Congreso autorización para aplicar durante el próximo año 2021 un impuesto temporal a las ganancias extraordinarias obtenidas por empresas en operaciones durante el período de la pandemia de Covid-19. El impuesto, descrito en el proyecto de Presupuesto General del Estado 2021 como “contribución temporal”, será cobrado a personas jurídicas (empresas) con ingresos extraordinarios obtenidos en el 2020.

“Sería inconstitucional aplicar impuestos al sueldo de Navidad, porque violentaría derechos adquiridos durante todo el año”, advierte el exvicepresidente de la República y experto en asuntos laborales, Rafael Alburquerque. “Y lo es porque violaría un derecho adquirido, aunque el gravamen sea para los que ganan de 34 mil pesos en adelante”, apuntó Alburquerque. Mientras, los voceros de los bloques de senadores del PRM, Fuerza del Pueblo (FP) y de la Liberación Dominicana (PLD) rechazaron que el proyecto del Presupuesto sometido por el Poder Ejecutivo al Congreso se sustente con la colocación de nuevos impuestos que tendrán que pagar los trabajadores. La legisladora Faride Raful (PRM-Distrito Nacional) advirtió que propondrá modificaciones sustanciales al proyecto, introducido ya vía la Cámara de Diputados. Se espera que en este órgano del Legislativo el tema esté en agenda mañana martes y sea enviado a comisión.

De su lado, los presidentes de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael Abreu, y de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Gabriel del Río, rechazaron que se quiera castigar el sueldo 13 con un impuesto que perjudicaría al trabajador. Dejaron claro que “el artículo 222 del Código de Trabajo establece que el pago de la regalía no es susceptible de gravámenes, como el impuesto sobre la renta”.

“Serían ilegales e inoportunas las intenciones del gobierno de colocar un impuesto al sueldo de Navidad”, dijo desde un escenario diferente el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán. “Colocar gravámenes al sueldo 13 chocaría con el artículo 222 del Código de Trabajo, situación que obligaría al gobierno a revisar esa moción contemplada en el anteproyecto de Ley General de Presupuesto de la Nación para el 2021, el cual asciende a más de un billón de pesos. No es justo en medio de la situación que vive la gente”, sostuvo.

En tanto, el presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC), Iván de Jesús García dijo que no se puede afectar más el salario de los empleados, “ya que con los tres meses cerrados se va a disminuir el salario de Navidad en un 10%”.

La FDC está además en contra del cobro de 3% a las compras con tarjetas de crédito y débito y otras formas de pago en moneda extranjera.

El Presidente garantiza que buscará el consenso

El presidente del Movimiento Patria para Todos, Fulgencio Severino, deploró la vocación fiscalista del presidente Abinader, al pretender utilizar el presupuesto general para el 2021 para aprobar proyectos de leyes impositivos encubiertos en medio de una crisis sanitaria y económica. El mandatario -luego de ver las reacciones generadas por el proyecto- informó el sábado que éste será consensuado con la sociedad, ya que no se impondrá nada, tal y como ha sido su forma y estilo de gobernar. Garantizó que “si el presupuesto contempla la creación de impuestos que han sido sometidos en otros países por la recomendación de organismos internacionales y aquí no proceden, no serán aplicados”.

- Publicidad -

Más popular