Puertorriqueños se reúnen cerca a Gobernación a espera de salida de Rosselló

Varios puertorriqueños se reúnen este viernes en la calle que conduce a La Fortaleza, sede del Ejecutivo, a horas de que se formalice la dimisión del gobernador Ricardo Rosselló, a las 17.00 hora local (21.00 GMT), y en la misma zona está prevista una protesta para celebrar la renuncia.

Miembros de la policía de Puerto Rico protegen el lugar en medio de la incertidumbre política en la isla ante la duda de quién reemplazará a Rosselló en la Gobernación, dado que el abogado Pedro Pierluisi, nominado como secretario de Estado, no ha recibido aún el aval del Legislativo.

En una vista en la Cámara de Representantes, Pierluisi dijo este viernes al ser preguntado por el legislador Luis Vega sobre si será él quien asuma la Gobernación que “se trata de un asunto legal (…) esa decisión se tomará esta tarde”.

A la vez manifestó que se trata de algo que se “está evaluando en estos momentos” y recordó que la dimisión oficial de Rosselló es a las 17.00 hora local.

La incertidumbre se agudizó este jueves después de que la Cámara de Representantes y el Senado decidieran celebrar en días distintos la votación sobre la confirmación de Pierluisi como nuevo secretario de Estado y por las interpretaciones legales que le ha dado cada cuerpo sobre quién debe ser el gobernador.

Por mandato constitucional tras una vacante en el poder asume el cargo el secretario de Estado, pero como aún no ha sido confirmado ese nombramiento la Gobernación quedaría en manos del secretario de Justicia, en este caso Wanda Vázquez.

Sin embargo, el puesto de secretario estaba vacante debido a que Luis Rivera dimitió tras conocerse el contenido de un chat privado en el que Rosselló y varios de sus asesores se burlan de rivales políticos, artistas y miembros de la comunidad LGBT, lo que desencadenó varias protestas y llevó también a la renuncia del gobernador.

El pasado miércoles Rosselló propuso a Pierluisi y ayer jueves la Asamblea Legislativa debía votar su confirmación, sin embargo, la Cámara de Representantes lo hace hoy viernes y el Senado citó para el próximo lunes cuando ya ha tenido lugar el cambio de poder en la Gobernación.

Los interrogantes surgen de la interpretación que los propios legisladores, analistas, abogados y medios locales hacen de la Constitución de Puerto Rico y de una enmienda a la Ley 7 de 1952 que establece la sucesión al cargo de gobernador.

La Carta Magna señala que un secretario de Estado que no haya sido confirmado por el Senado y la Cámara de Representantes puede ejercer funciones como gobernador interino si se produce la ausencia transitoria del gobernador.

La enmienda dispone que, “para advenir al ejercicio permanente del cargo de gobernador, un secretario o secretaria debe ocupar su puesto en propiedad, habiendo sido ratificado su nombramiento, excepto en el caso del secretario de Estado”.

Este último caso permitiría que Pierluisi, que este miércoles juró como secretario a la espera de ser confirmado por la Asamblea Legislativa, asuma el poder, mientras que de acuerdo con la Constitución ello no sería posible si la Cámara Baja no lo confirma antes. E