Qué fue Roe vs. Wade, histórico fallo sobre el aborto que derogó Corte Suprema de EEUU

Una resolución de la Corte Suprema federal anuló el derecho constitucional al aborto, lo que permitirá que cada estado regule de manera más estricta o incluso prohíba el procedimiento. La medida se basó en un histórico caso de 1973 que garantizó el derecho en todo el país.

Pero, ¿a qué se refiere “Roe vs. Wade”? Roe vs. Wade es el nombre de la demanda que llevó al histórico fallo de la Corte Suprema federal que estableció el derecho constitucional al aborto en Estados Unidos. La decisión mayoritaria halló un derecho absoluto al aborto durante el primer trimestre de embarazo.

Jane Roe era el pseudónimo de Norma McCorvey, quien tenía 22 años, era soltera, desempleada y que en 1969 estaba en su tercer embarazo cuando intentó abortar en Texas. Para el momento en que la Corte Suprema federal falló a su favor, McCorvey ya había dado luz a una niña, a quien puso en adopción. Henry Wade era el fiscal de distrito del condado de Dallas, Texas. A él le correspondía aplicar la ley estatal que prohibía el aborto excepto para salvar la vida de una mujer, así que fue a la persona a la que demandó McCorvey cuando intentó abortar.

Puedes leer: Liberan a Bonifacio Hernández el chofer secuestrado en Haití hace 7 días

Después de su muerte, el biógrafo Joshua Prager dijo que McCorvey se ganó la vida dando discursos y escribiendo libros sobre las dos posturas del debate del aborto, y recibió asesoría de las dos partes. Tenía sentimientos encontrados sobre cada una, dijo Prager, pero fue congruente con algo: apoyar el aborto durante el primer trimestre.

La demandante afirmó que la ley de Texas era inconstitucionalmente ambigua y violaba su derecho protegido por la Constitución a la privacidad personal. La pregunta ante la Corte Suprema federal era: ¿La Constitución reconoce el derecho de la mujer para interrumpir su embarazo mediante un aborto?

El juez Harry Blackmun presentó la opinión de la mayoría 7-2, en la que se estableció que, de hecho sí, aunque esa protección debía equilibrarse entre los intereses del gobierno de proteger la salud de la mujer y “la posibilidad de vida humana”. La corte de tendencia conservadora dijo que la decisión de abortar durante los primeros tres meses de la gestación le corresponde a la mujer y su médico.

En la época de Roe, el aborto era extensamente legal en apenas cuatro estados y permitido bajo circunstancias limitadas en otros 16. Los derechos constitucionales están por encima de las leyes estatales, así que la decisión anuló la prohibición en los otros 30 estados. Pero sí permitió que los estados impusieran ciertas regulaciones durante el segundo trimestre para proteger la salud de la mujer y tomar medidas para proteger la vida del feto en el tercer trimestre.

Blackmun todavía estaba en el tribunal en 1992, cuando escuchó el caso de Planned Parenthood vs. Casey, una imputación a las leyes de aborto en Pensilvania, las cuales incluían un periodo de espera de 24 horas. El tribunal con tendencia conservadora sorpresivamente ratificó el derecho al aborto, al tiempo que facilitó que los estados impusieran regulaciones.

Tres jueces conservadores —Sandra Day O’Connor, Anthony M. Kennedy y David H. Souter— fueron los coautores de la principal opinión en el fallo 5-4: “El derecho de la mujer de interrumpir su embarazo antes de la viabilidad es el principio más fundamental de Roe vs. Wade. Es una ley y un componente de libertad a los que no podemos renunciar”.

Ninguna de las partes en el tema del aborto quedó satisfecha con el fallo. Desde entonces, los estados conservadores han reducido gradualmente los derechos a abortar con leyes que han desatado muchas más impugnaciones legales, incluyendo una reciente ley en Texas que prohíbe la mayoría de los abortos después de la sexta semana de gestación.

Podrías leer: Donald Trump se atribuye mérito sobre decisión del aborto

El fallo que dio marcha atrás

El Tribunal Supremo de Estados Unidos anuló este viernes la protección del derecho al aborto vigente en este país desde 1973, en una decisión histórica que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo.

El fallo señala que la Constitución “no otorga” este derecho y devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto al “pueblo” y sus “representantes electos”.

La decisión publicada hoy revoca tanto la sentencia conocida como “Roe versus Wade”, acordada hace 49 años, que protegía el derecho al aborto en todo el país, como otra resolución de 1992, “Planned Parenthood versus Casey”, que reafirmaba dicha protección pero permitía a los estados establecer regulaciones sobre el proceso.

“Es el momento de acatar la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes electos de los ciudadanos”, dice literalmente el fallo redactado por el juez Samuel Alito en una frase que ya recogía también su borrador, filtrado a los medios en mayo.

Más popular