Qué hay detrás del extraordinario triple-doble brinco de Simone Biles

En el Mundial de Atletismo Artística que se realiza en Stuttgart, Alemania, Simone Biles ya dio un brinco cerca de la generosidad rompiendo el récord de medallas que deseo una mujer.

Este jueves, había expectativa por si la acróbata estadounidense intentaba padecer a lengua un brinco más fiel: su “triple doble” en la final de las individuales femeninas.

No lo consiguió, pero eso no le impidió hacerse con la medalla de oro, que supuso un nuevo record al alcanzar el 5º título mundial inmutable y su 22ª medalla en unos mundiales -la 16ª de oro- quedándose solo a una medalla de igualar a una cartel de la entrenamiento masculina como Vitaly Scherbo.

Biles logró realizar el triple doble en agosto en el Campeonato de Estados Unidos. Cuando lo repitió en la período de clasificación del Mundial, el movimiento fue célebre “Biles II” (el “Biles” es una salida doble en su rutina en mostrador de invariabilidad).

Segundos luego de comenzar su rutina en el tierra, Biles adquiere velocidad con una carrera antiguamente de lanzarse en un brinco mortal.

Entonces, utiliza el aterrizaje de ese brinco como impulso para iniciar el “Biles II”.

Con la gran cantidad de energía que reúne con esto, al descolalr en el garbo empieza a rodar su cuerpo en dirección contraria a las aguas del temporalizador.

Al mismo tiempo comienza a voltearse, textualmente, de vanguardia.

En el punto más suspensión de la dorso, queda -por un instante- de frente con la vanguardia en suspensión, luego de sobrevenir realizado una rotación derecho completa y una rotación y media horizontales.

De ahí continúa las rotaciones, al tiempo que da una dorso completa de vanguardia más antiguamente de aterrizar sobre el tierra.

Lo más importante es que debe aterrizar con entreambos pies en la colchoneta sin traspiés o caídas.

El movimiento requiere una increíble elasticidad y potencia. Es por eso que nunca se había realizado con éxito antiguamente de la arribada de Biles.

Y igualmente es por eso que la estadounidense es una fortuna del deporte.