29.3 C
Santo Domingo
martes, julio 27, 2021

Reflexionar y vivir el misterio pascual debe ser centro de la Semana Santa

Andrés Napoleón Cárdenas, en la Catederal Nuestra Señora del Rosario.
Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas y Santiago Rodríguez hablan sobre el sentido de la Semana Mayor

Contemplar, reflexionar y vivir el misterio pascual, son las tradiciones que la Iglesia católica no quiere que se pierdan nunca en Semana Santa, tiempo en el cual se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

La fe sigue siendo la misma y el sentido de la Semana Mayor sigue intacto, y ese es otro de los mensajes que los obispos del país quieren llevar a la sociedad dominicana en este 2021, invitando a los fieles, basados en esa convicción, a vivir en Cristo y a renovar la relación con Dios.

Para los obispos de la Diócesis de Barahona y San Pedro de Macorís, monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas y monseñor Santiago Rodríguez Rodríguez, respectivamente, meditar, hacer una introspección de la vida y embriagarse de la solemnidad de este tiempo, debe ser el norte de toda la sociedad en momentos que se escuchan tantos “ruidos a todos los niveles”.

“La Semana Santa, la Semana Mayor, es el centro de nuestra fe, en ella conmemoramos la pasión y muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, que es lo esencial de nuestra fe. Cada Cuaresma, cada tiempo fuerte como el que estamos viviendo, es una oportunidad maravillosa para nosotros hacer ese espacio y entrar en ese espíritu cuaresmal. Pienso que a todos, incluso a los que no son activos en las celebraciones, que no están yendo siempre a los templos, el espíritu se pone de manifiesto en la Semana Mayor y contagia positivamente, porque todos como que entramos en esa actitud de escucha, en esa reflexión profunda, en esa revisión de nuestra propia vida y creo que esto nos ayuda a todos porque el ser humano necesita de estos espacios”, comenta Romero Cárdenas desde la Catedral Nuestra Señora del Rosario, en Barahona, para el programa especial de Semana Santa “La Iglesia católica, sus creyentes y la pandemia”, que transmite esta semana CDN, canal 37 y que elCaribe también comparte a través de sus páginas.

Cuando el religioso habla sobre “ruidos”, aclara que no se refiere a los de vehículos o a los sonidos de la calle. Habla sobre las voces del “interior que no se pueden quitar y que todos cargamos”, de las preocupaciones y de los desafíos que se presentan en la vida.

“Todo eso hace ruido en la mente y en el corazón, y cuanto nos ayuda entonces poder hacer esos espacios para serenarnos, tranquilizarnos y hacer silencio. Eso nos va a permitir, incluso, ver mejor la realidad y nosotros mismos encontrarnos, que a veces no nos dedicamos tiempo”, reflexiona en total calma durante la entrevista dirigida por el periodista y comunicador Francisco Medrano.

Monseñor Santiago Rodríguez Rodríguez. Johnny Rotestán

Revisar relaciones fundamentales

El obispo de Barahona comenta que hay relaciones fundamentales en el ser humano y que la Semana Santa es la fecha propicia para que “las revisemos”. Adentro de ellas menciona la relación con Dios, con los hermanos en Cristo, con los compañeros de trabajo y los amigos.

“Las relaciones a veces se empolvan. A veces la rutina hace que esas mismas relaciones, pues uno no las valore lo suficiente”, dice.

“Todo esto es necesario y hay que abrir los espacios y entonces, Semana Santa, nos ofrece eso: una relación con Dios, con los hermanos, consigo mismo y una relación también que no podemos nosotros dejar, que es importante, la relación con la naturaleza y que hoy día se nos presenta como un desafío y que el papa Francisco insiste tanto en el cuidado también de la naturaleza porque todas las demás relaciones se dan porque la creación la sostiene. También hace falta cultivar esa dimensión contemplativa, que no es tan propia en el día de hoy, pero cuan necesaria es”, agrega.

La oportunidad de renovar la fe

Santiago Rodríguez Rodríguez, obispo de la Diócesis de San Pedro de Macorís, va en sintonía con lo planteado por Andrés Napoleón Romero Cárdenas. Define este tiempo Santo como la mejor oportunidad para que los fieles cristianos, los sacerdotes y obispos renueven su fe en Dios.

“Pero específicamente esta semana, que es el culmen (de la Cuaresma), es la plenitud de este mismo tiempo, pues se enmarca precisamente en los tres días especiales que llamamos como el Triduo Pascual que se inicia específicamente el Jueves Santo, el Viernes Santo y ya el Sábado Santo, en la noche, para el acontecimiento mayor de la resurrección y le llamamos la Pascua. De modo que, específicamente el Jueves, se inicia con esta solemne eucaristía donde los sacerdotes, junto al obispo, renuevan su promesa sacerdotal y se vive realmente lo que es esta fiesta y la institución propia de la eucaristía, es decir, de Jesús con los suyos”, explica.

Aunque el país se encuentra todavía con medidas restrictivas por la pandemia de la COVID-19, monseñor Rodríguez Rodríguez, reconoce que a diferencia del año pasado (cuando todo el país estaba confinado), hay facilidades para poder realizar las actividades conmemorativas de la fecha, tal y como los cristianos católicos están acostumbrados.

“Este año hemos tenido unas facilidades que, aunque no sea con las grandes cantidades de personas, sí por lo menos con una parte presencial. De modo que, realmente es difícil, sobre todo para nuestros fieles, en primer lugar, y digo nuestros fieles porque son a los que más falta les hace hacer los viacrucis, hacer los encuentros, los retiros y sobre todo, ir y poder vivir esa experiencia tan especial de lo que son las celebraciones de esos tres días tan especiales”, comenta monseñor Rodríguez Rodríguez en la entrevista que condujo el periodista y comunicador Nelson Rodríguez, desde la Catedral San Pedro Apóstol, situada en San Pedro de Macorís.

Y que nunca se pierda la esperanza

El obispo de Barahona deja como mensaje que este es el tiempo de oración y de reflexión y no de profanar la Semana Santa. “Para que haya mucha gente que diga ‘yo me quedo en casa’ porque es la oportunidad maravillosa que tengo de compartir un momento de espiritualidad, de amor, de cercanía con familia y de vivir con ello el momento más esencial”. Mientras que, el obispo de San Pedro de Macorís, hace un llamado para que no se pierda la esperanza, “que donde no haya vida, llevemos la vida, donde no haya alegría, pues llevemos la alegría de Jesús y donde no haya esperanza, llevemos la luz que es nuestra esperanza”.

La fe
La Semana Santa es el centro de nuestra fe, en ella conmemoramos la pasión y muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo”.
Andrés Napoleón Sáchez Cárdenas
Obispo de Barahona

El culmen
Esta semana es el culmen (de la Cuaresma), y se enmarca en tres días especiales que llamamos como el Triduo Pascual”.
Santiago Rodríguez Rodríguez
Obispo de San Pedro de Macorís

- Publicidad -

Más popular