Save the Children insta a México a atender la lozanía mental de sus niños

La estructura Save the Children México hizo un llamado al Gobierno de ese país para aprestar y atender la lozanía mental de los niños y adolescentes y para que implemente mejores estrategias para la detección y atención de enfermedades de ese tipo.

La estructura hizo afectación en la importancia de aprestar, detectar y atender correctamente las enfermedades y trastornos mentales en este corro de la población en México.

Previo al día internacional de la lozanía mental que se celebra el 10 de octubre, la estructura resaltó que, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Psiquiatría De niño, el 50 % de los trastornos mentales del adulto se gestan en la infancia y la adolescencia.

En el caso de México, explicó el organismo, el problema se agudiza correcto a que millones de niñas, niños y adolescentes viven en sus hogares castigos físicos humillantes, acoso escolar, atropello o negligencia y atropello de sustancias por parte de los padres.

Todo esto, aunado a la violencia producto del crimen organizado, la corrupción y los altos índices de impunidad, generan estrés tóxico y, como consecuencia, afectaciones a la lozanía mental.

Encima, este tipo de estrés genera una longevo probabilidad de retrasos en el explicación cognitivo y afecta los procesos de socialización.

Asimismo, los adultos que de niños experimentaron más adversidad, son además quienes tienen mayores probabilidades de comprobar problemas de lozanía, como dipsomanía y otras adicciones, depresión, enfermedades cardíacas y diabetes.

Frente a este panorama, Save the Children lanzó en 2011 un software que brinda apoyo psicosocial basado en las artes, orientado a niñas y niños afectados por estrés arduo o crónico.

En México, dicho software está presente en estados como Desprecio California, Chiapas, Liante, Quintana Roo y Ciudad de México y apoya a 13.590 niñas y niños y a más de 240 adultos.

Los objetivos que se plantea este software son acorazar la capacidad de niñas y niños para enredar situaciones emocionales de impacto, contribuyendo a mejorar sus procesos emocionales y a incrementar la resiliencia.

De igual guisa, averiguación formar al personal que atiende a la principio en contextos de extrema violencia con herramientas para proporcionar sus procesos de sanación y explicación pleno.