29.3 C
Santo Domingo
lunes, mayo 10, 2021

SIN PLANCHA, SIN MANCHAS, ANTIBACTERIAS… ROPA DE COCINA INTELIGENTE

Es elástica, no necesita plancha, evita las manchas, tiene un efecto antibacterias y, además, es sostenible, justa y respetuosa con el medio ambiente, incluso al desecharla tras haber finalizado su vida útil. Ropa de cocina sin manchas, sin arrugas, sin malos olores… ropa de cocina inteligente.

La marca española de uniformes de cocina Clothink acaba de lanzar su nueva línea de chaquetillas de cocina y delantales elaborados con el tejido inteligente Sepiia. Sus impulsores, un cocinero y pastelero y un ingeniero textil, han decidido unir su experiencia y conocimientos para llevar un paso más allá el diseño textil, creando prendas inteligentes aplicadas a hostelería bajo el lema ‘Hecho por cociner@s para cociner@s’.

Ropa de cocina inteligente

Entre las propiedades por las que destaca esta nueva línea de ropa de cocina:

  • Es elástica y no necesita plancha.
  • Evita las manchas. Los líquidos y semilíquidos —como, por ejemplo, la salpicadura de una salsa o de un vaso de vino, entre otras— no pueden crear tensión superficial en la prenda y resbalan, siempre dependiendo de la velocidad y la fuerza, ya que la ropa está pensada para evitar esas situaciones cotidianas que pasan en el día a día y en cocina.
  • El tejido incorpora también partículas de plata que aportan un efecto antibacterias, evitando marcas de sudor en la chaquetilla.
  • Además de estas propiedades, la ropa está producida al cien por cien en España apoyando el comercio local, y es sostenible, justa y respetuosa con el medio ambiente incluso tras su vida útil: su empaquetado es en cartón reciclado y madera de pino natural con certificación PEFC, no utilizan plástico sino que, por el contrario, se recicla para la producción de los tejidos, las etiquetas de los uniformes son de germinados de mostaza que pueden plantarse y consumirse…

“Llevamos doscientos años vistiendo prácticamente los mismos uniformes. Nada ha cambiado apenas desde que los grandes maestros históricos Carême, Escoffier y Soyer hicieran sus aportaciones al uniforme de cocina allá por el siglo XVIII. Ha llegado el momento de que, como especialistas en uniformes para hostelería, hablemos más allá del idioma del diseño, más allá de la moda, que hablemos el idioma que hablan los restauradores, que adquiramos el mismo compromiso que el chef tras la línea en cuanto a respeto al producto, al cliente y al oficio, que entendamos los procesos que suceden en cocina para adaptarnos a las necesidades reales: la mise en place, el servicio en el pase, las diferentes partidas, banquetes, viajes, conferencias, concursos, presentaciones, prensa y un largo etcétera en la agenda del amplio negocio de cocina”, explican sus impulsores, Iván Guil y Federico Sainz de Robles.

 

- Publicidad -

Más popular