26.1 C
Santo Domingo
martes, agosto 3, 2021

Sindy Ventura: “Mi abuela me enseñó el oficio de la costura a temprana edad”

Para Sindy Ventura, la responsabilidad y el empeño son piezas claves para avanzar.
La emprendedora recuerda que cuando tenía cinco años llenaba las bobinas de las máquinas y ensartaba las agujas

La costura es un arte que no todos tienen el placer de conocer. Dedicarse a este oficio requiere de varios factores, entre ellos, la paciencia, el amor por las prendas de vestir y un ojo crítico, para poder ofrecer a los clientes acabados de calidad.

En tiempos como estos, donde se ha vuelto tendencia transmitir tu personalidad en una pieza, los hilos y las telas no son suficientes, por lo que la diseñadora está comprometida con cada cliente sin importar si es un vestuario para una obra de teatro o si es el traje del primer año de un bebe. Cada pieza es única.

Por lo general, es un don que viene de familia, algo que pasa de generación en generación, y esto es algo que Sindy Ventura conoce muy bien, porque su negocio “Ventura’s Factory”, inició sin ella notarlo. “El emprendimiento ha estado encendido en mi desde pequeña, está en mi sangre. Mi abuela me enseñó el oficio de la costura a temprana edad, recuerdo que nos hacía llenar las bobinas de las máquinas y ensartar las agujas y ese era nuestro empleo”, recuerda, en una conversación con el periódico elCaribe.
Aprendió a coser cuando tenía apenas cinco años y creaba prendas de vestir para sus muñecas, con las que dejaba admiradas a sus amigas, por lo que muchos años después decidió vender sus diseños, iniciando su propio negocio.

Aseguró que su abuela fue la mejor de las motivaciones porque gracias a que ella ha estado en la profesión de la costura desde su juventud, le transmitió ese legado, por lo que su propósito es honrar esa herencia.

Entusiasta, proactiva y una fiel creyente en Dios, oriunda del barrio Bella Vista en Los Bajos de Haina, la joven emprendedora, expresó que siempre hace su mayor esfuerzo para que la vida sea fantástica, sin importar los tropiezos.

A pesar de no vivir con sus padres porque sus abuelos fueron los que la criaron, habla de sus progenitores como la mejor bendición que tiene. “Mis padres son dos personas súper esforzadas que con valentía han desafiado a la vida y que a pesar de las adversidades han estado presentes en cada paso que he dado”, dice.

Al crecer en una familia que define como “peculiar”, Sindy es una persona fuerte y gracias a la confianza que sus abuelos depositaron en ella, cada día se levanta más fuerte.
A Sindy Ventura se le puede contactar a los teléfonos 809-443-9953 y 809- 219-9533 y por medio de las redes sociales @venturasfactory.

Cuando era una adolescente, Sindy decidió dejar los juguetes atrás e inicia la confección de prendas para su uso personal y nuevamente los que la rodeaban la motivaron para que les reparara sus ropas o para que realizara algún diseño, lo que trajo como resultado que decidiera comprarse su primera máquina de coser, dándole formalidad a su negocio.

“A la medida de tu necesidad” es el lema de este emprendimiento y el nombre de Ventura’s Factory surge de la idea de hacer trascender el apellido familiar como toda una factoría.

Además de la costura, Sindy estudia medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), le gusta la música y recorrer el país en bicicleta.

Asegura que la costura es para ella como un buen café al final de un arduo día de trabajo.

Desde el año 2019 este comercio ha tenido un gran crecimiento y aunque para Sindy, Ventura’s Factory es apenas un bebé, manifestó que es grande. “Lo que hoy vemos no es nada, comparado con lo que mañana será”, expresa.

Tratar de que cada elemento sea único y tener un cliente satisfecho, es algo que se lo toma muy en serio, por lo que en cada pieza trata de reflejar los deseos de los usuarios. “El elemento clave es la imaginación y creatividad para imprimir en tela lo que el cliente visualiza. Dedicamos nuestro tiempo y empeño a cada detalle y tratamos de crear piezas con el corazón”, sostiene. Con relación a la rentabilidad, Sindy explicó que esto es algo relativo ya que es una inversión en un sueño que necesita crecer, por lo que aunque logre cubrir algunos gastos no puede responsabilizar el 100% de sus necesidades en su taller.

Las buenas críticas, el apoyo de sus familiares y amigos son el motor que ha impulsado la maquinaria de Sindy Ventura y es por esto que recomienda que aquellos que quieran emprender deben saber que no es un camino fácil y menos cuando se empieza desde cero.

Manifestó que vale la pena el esfuerzo y que una vez que los frutos son visibles, se obtiene el mejor sabor que la vida de una persona pueda experimentar.

“El miedo y el fracaso siempre van a existir sin importar lo que hagas, está de ti quedarte sentado dejando el tiempo y las oportunidades pasar. De momento te despiertas un día y te das cuenta de lo que dejaste ir por miedo al fracaso. El tiempo como quiera pasa. Así que lanzarse es la mejor opción”, sostuvo.

- Publicidad -

Más popular