Soto jonronea en la conquista; Hernández en la derrota; Ozuna hace historia

El protagonismo de los toletes latinoamericanos volvió a estar presente en las Series Divisionales de la Federación Doméstico, aunque con suertes opuestas en los resultados que tuvieron sus respectivos equipos.

La cara de la moneda la protagonizaron los dominicanos Juan Soto y Marcell Ozuna, mientras que la cruz fue la del puertorriqueño Enrique Hernández.

Soto fue uno de los tres peloteros decisivos que tuvo la ataque de los Nacionales de Washington a la hora de protagonizar la remontada que les permitió conseguir la conquista por 7-3 sobre Los Dodgers de Los Ángeles, para quienes Hernández conectó de envés completa.

El dominicano se convirtió en habitación secreto en la conquista de los Nacionales, que consiguieron un boleto para la serie de campeonato del Rancio Circuito cuando no eran los favoritos y encima llegaron a la parte ingreso de la octava entrada con una desventaja de 1-3 en la pizarra y al siniestro sideral Clayton Kershaw en el montículo por los Dodgers.

Soto, de 20 primaveras, que tuvo de 4-2, terminó con dos remolcadas y dos anotadas, desapareció la pelota del campo en el octavo episodio secreto para la conquista de los Nacionales.

Con su batazo de envés completa, el dominicano ayudó a los Nacionales a remontar la pizarra para más tarde conseguir la conquista.

Soto silenció con el poder de su bate a los 54.159 espectadores que se dieron cita en el Dodger Stadium, al mandar la pelota a la calle.

Asimismo había sido central al impulsar la primera carrera de los Nacionales en la parte ingreso de la sexta entrada con sencillo productor.

Antaño que Soto pegase el cuadrangular del igualada a 3-3 en la pizarra, había llegado el bambinazo solitario del tercera pulvínulo hispano, el houstoniano Anthony Rendón, quien asimismo castigó a Kershaw, que salió como relevista para reforzar la conquista y se encontró con dos cuadrangulares solitarios consecutivos monumentales, que pusieron el igualada en la pizarra y comenzaron a cambiar la historia del partido.

Por los Dodgers, Hernández asimismo botó la pelota fuera del parque sin corredores en circulación para darle a los Dodgers la delantera parcial de 3-0 en la parte pérdida de la segunda entrada.

En Atlanta, el guardabosques Ozuna participó activamente en el ataque demoledor de los Cardenales de San Luis, que apalearon 13-1 a los Bravos de Atlanta luego de deber anotado 10 carreras en el primer episodio, una nueva marca en las Grandes Ligas en la competición de la grado final.

Ozuna, juntó con Tommy Edman, Dexter Fowler y Kolten Wong dieron imparables impulsores desde la caja de sacramento del SunTrust Park.

El dominicano conectó tuvo de 4-1 y terminó con una carrera remolcada y llegó dos veces a la caja registradora.

“Fue una insensatez”, manifestó Ozuna. “Tuvimos una buena oportunidad y la aprovechamos”.

Ozuna reconoció que estar una experiencia de 10 anotaciones en una primera entrada de partido y con 14 compañeros que estuvieron en circulación era poco muy singular, que de ningún modo “olvidaría”.

Mientras otro de los grandes triunfadores de la excursión fue el manejador puertorriqueño de los Nacionales, Dave Martínez, que volvió a dejar en todo lo suspensión a los pilotos latinos y tomó el dimisión de su compatriota Alex Cora, quien el año pasado se convirtió en la gran figura técnica de los Medias Rojas de Boston a los que lideró al título de la Serie Mundial.

“Todo el equipo tuvo confianza, pero sobre todo convencimiento que íbamos a contender hasta el final y disfrutar al mayor nuestras posibilidades y eso fue lo que sucedió en el diamante”, destacó Martínez. “Ahora debemos disfrutar de este momento y mañana pensar ya en el nuevo combate que será la Serie de Campeonato frente a los Cardenales”.

Martínez, al igual que sucedió contra los Dodgers, es consciente que llega al duelo delante los Cardenales sin ser los favoritos y la delantera de campo, pero eso era poco que para nulo le preocupaba ya que lo importante era disputar la Serie de Campeonato.