Steve Kerr: Ejemplo para los entrenadores

El entrenador Steve Kerr conquistó el título de la NBA el pasado jueves en la noche, comandando a la escuadra de los Warriors de Golden State.

Kerr acudió a todas sus herramientas y a sus grandes conocimientos del juego para poder derrotar en una final a los inspirados Celtics de Boston.

El técnico de los Warriors demostró una vez más que es un maestro de maestros.
Inteligente, tranquilo, calculador, estudioso del juego, sagaz, escucha a sus asistentes y un caballero del deporte a nivel mundial.

Superestrellas
No era fácil dirigir un grupo de jugadores superestrellas y tener un pleno control de cada uno de ellos.
Algo que me agradó fue escuchar como esos atletas elogiando a su entrenador.
Eso no se ve todos los días.

Tener en el tabloncillo bajo su dirección a Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green, Andrew Wiggns y Jordan Poole, entre otros, no es un maíz, pues son jóvenes que quieren brillar y eso hace más difícil manejar los egos para evitar la indisciplina y el desequilibrio del grupo. Kerr logró llevar el barco a puerto seguro.

El capataz Kerr, con una sabiduría genial, supo mantener el grupo unido y listo para echar la pelea y derrotar a los Celtics. Para hacer eso se requería maestría.

Logró su propósito y lo hizo enfrentando grandes dificultades. Lesiones de sus jugadores, la Covid 19 y otros factores negativos que aparecieron en el camino y que no estaban previstos.

Enseñanza
Son muchos los videos y las entrevistas que aparecen en los medios de comunicación de la prensa escrita, televisada, redes y medios electrónicos en los que Kerr ofrece interesantes explicaciones, donde da a entender que hubo que trabajar en varios aspectos para poder levantar la copa de campeón.

Mi recomendación a los entrenadores y monitores de todas las disciplinas deportivas, es que escuchen a ese maestro Steve Keer, de cómo ha podido ser un triunfador y mantener la humildad y caballerosidad dentro y fuera del juego.

Historia de Kerr
Campeón en cuatro ocasiones como entrenador.
Ganó en el 2015, 2017, 2018 y ahora en el 2022.
Como jugador fue campeón en cinco ocasiones.
Logró los títulos con Chicago en los años 96. 97 y 98, mientras que con San Antonio Spurs lo hizo en 1999 y 2003. ¡Qué gallo!

Esas coronas no bajaron del cielo. Eso se debe a un consagrado trabajo, fundamentado en: disciplina, estudio y deseo inmenso de hacer las cosas bien.

No cabe duda, para lograr todas esas hazañas hay que ser un gladiador o, mejor dicho, un guerrero.
Ese es Steve Kerr. En ocasiones ha estado enfermo y sigue adelante. Nunca se le ha visto dar un paso atrás.

Se puede
Steve Kerr le ha enseñado a los entrenadores, monitores y profesores de Educación Física, que se puede triunfar, a pesar de los serios inconvenientes que se puedan presentar en cualquier circunstancia.

Curry
Con la humildad que le caracteriza, el técnico de los Warriors, elogió la gran labor durante todo el trayecto y especialmente en la final, de su pupilo Stephen Curry.

Puso al mejor tirador de tres de la NBA por lo más alto y afirmó que fue la pieza clave para que Golden State se encuentre celebrando en estos momentos ese gran triunfo.

Soy de los que se inclinan ante Steve Kerr por su consagración, dedicación, amor por el trabajo y un consejero como nadie.

Reitero que estamos frente a otro de los grandes técnicos del deporte del planeta.
Steve Kerr merece todo el respeto y reconocimiento del mundo.

«Estamos sanos, todos tenemos buenos consejos para los enfermos”.
Terencio
“Una parte importante de la curación consiste en querer ser curado”.
Séneca

Hasta mañana, si Dios quiere, dominicanos.

Artículo anterior¿La fatiga contribuyó a la caída de Celtics?
Artículo siguienteUn palo

Más popular