29.3 C
Santo Domingo
miércoles, mayo 19, 2021

Subastan una solicitud de empleo de Steve Jobs escrita a mano de 1973

Una solicitud de empleo escrita a mano por Steve Jobs en 1973 se pondrá a la venta en una subasta online, tras su adquisición hace tres años por 175.000 dólares.

El texto muestra las respuestas de Jobs para una solicitud de empleo, en la que destaca su experiencia con computadoras y calculadores y sus habilidades especiales en tecnología electrónica y como ingeniero de diseño.

En el cuestionario Steve Jobs pone Reed College como domicilio. Además, aclara que tiene permiso de conducir y cuando se pregunta si cuenta con medio de transporte, responde “posible, pero no probable”.

La solicitud está fechada en 1973, año en que abandonó la universidad de Reed College, donde asistió a clase solo seis meses, y posteriormente como oyente. Esto ocurrió antes de que ingresara en Atari, donde comenzó a trabajar en 1974 en la creación de Breakout. Precisamente en Atari es donde Jobs conoció a Steve Wozniak, con quien fundaría Apple, en 1976.

La hoja de la solicitud destaca por su buen estado de conservación, como señalan desde Charterfields, pese a algunas arrugas, manchas y el trozo de celo pegado en la parte superior.

La subasta online comenzará el 24 de febrero, coincidiendo con el cumpleaños de Jobs y finalizará un mes luego. Esta misma hoja había sido adquirida anteriormente en otra subasta en 2018, por 175.000 dólares. Para participar la información está en la página de Charterfields

Steve Jobs, el hombre que pensaba fuera de la caja

Steve Jobs es un persona que siempre genera interés y hasta fascinación por sus seguidores. Fue emprendedor, creativo y marcó un antes y un luego con el lanzamiento del iPhone. Fue el comienzo de los teléfonos inteligentes y de todo lo que eso trajo aparejado: la inmediatez y la posibilidad de tener “todo” en un solo lugar: la oficina, la vida social, las noticias, etc.

¿Cómo lograba pensar fuera de la caja y estar siempre activo? Seguramente fue una suma de cosas entre ellas disciplina, compromiso con su trabajo y capacidad. Pero además de todo esto, había cierta rutina que lo ayudaba a mantenerse focalizado y a que su cerebro estuviera siempre joven y activo. ¿De qué se trata? Meditaba.

Jobs recurría a técnicas de meditación de la atención plena, las cuales ya han sido aceptadas por la neurociencia, y algunos de sus efectos benéficos son concentrarse por períodos más largos, mantener la calma cuando se está bajo presión y manejar el estrés relacionado con las tareas del trabajo.

De acuerdo con un artículo del escritor y conferencista Geoffrey James para la revista especializada en negocios, Inc., Jobs no sabía que la meditación podía provocar que el cerebro envejeciera más lento o incluso pusiera en reversa el proceso de deterioro, sino que únicamente la practicaba, pues ésta le permitía mantenerse calmado, además de que, según el co fundador de Apple, le ayudaba a ser un mejor gerente.

Un estudio realizado por el Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard descubrió que meditar durante 30 minutos diarios durante ocho semanas contribuyó a poner en reversa el deterioro mental, pues tiene efectos en el cerebro como engrosar el cingulado posterior, que aumenta el enfoque y la confianza en sí mismo, así como engrosar el hipocampo izquierdo, con el cual se regulan las emociones, además del aprendizaje y la memoria.

- Publicidad -

Más popular