Sube a 18 la cifra de muertes por influenza en Panamá

Las autoridades sanitarias de Panamá informaron este jueves que 18 personas han muerto por influenza en lo que va de año, entre ellas 9 menores de 5 años, en casos que se han registrado en cuatro provincias y en la comarca indígena Ngäbe Buglé.

Las defunciones se han registrado en las provincias de Chiriquí, Coclé, Veraguas y Panamá, dijo a Efe una fuente del Ministerio de Salud de Panamá.

Sin embargo, de momento se ha descartado la existencia de una epidemia, dijo a los periodistas el epidemiólogo del Ministerio de Salud Israel Cedeño.

Los centros de salud se encuentran vacunando contra el virus de la influenza a pacientes considerados prioritarios, como personal de salud, enfermos crónicos, personas mayores de 60 años y niños menores de 5 años de edad, indicó el especialista.

En la provincia central de Coclé, donde se han colocado más de 70.000 vacunas, se han reportado tres muertes en las últimas horas: dos hombres y una mujer adultos que padecía enfermedades crónicas, señaló Obdulia Arauca, funcionaria de Salud Pública.

Los síntomas de la influenza pueden ser fiebre, tos, dolor de garganta y secreción nasal, y en los niños la enfermedad puede causar otitis media, náuseas y vómitos.

La influenza tiene una duración entre 3 a 7 días pero pueden complicarse y causar neumonía viral, bronquiolitis, desencadenar en neumonía bacteriana, sinusitis u otitis media, de acuerdo con la información sanitaria.

Las autoridades de salud han exhortado a la población a que acuda a vacunarse.

El ministro panameño de Salud, Miguel Mayo, destacó la semana pasada que las cepas de la influenza pueden variar de un año a otro, por lo cual dijo que es recomendable reforzarse con nuevas dosis de inmunización para aumentar la protección.

“Así que lo ideal es que todo el mundo se vacune, ya que la vacunación no hace daño”, afirmó Mayo.