Tips básicos para identificar y solucionar problemas de conexión

 

En algunas ocasiones el Internet puede tener errores que pueden ser resueltos con cosas simples

En algunas ocasiones el Internet presenta fallas de conexión, ocasionando conflictos, sobretodo cuando se está en medio de una junta de teletrabajo o una clase a distancia, por lo que en esta ocasión se presentan algunos tips básicos para identificar y solucionar el problema.

Si bien pueden deberse a problemas de la empresa que presta el servicio, antes de llamar para levantar un reporte, se pueden probar algunos de estos tips.

Si se está usando una PC, se puede revisar con el sistema de la computadora si hay un posible problema, para de este modo también ir descartando opciones. El usuario debe dirigirse a “Panel de Control / Centro de redes y recursos compartidos” y seleccionar la conexión que se tenga para ver su estado. Ahí mostrará brevemente los resultados y se podrá ver si es el cable Ethernet o la señal WiFi.

A veces las cosas obvias no son tan visibles como parece, por lo que una buena opción es verificar si no es un dispositivo en concreto el que está presentando problemas. Pueden ser muchas cosas por las que pudiera estar teniendo un error, por lo que expertos recomiendan reiniciar el dispositivo con el que se están teniendo problemas. También se puede intentar en poner el modo avión o desactivar y activar el WiFi.

Si los problemas persisten es posible que se deba al navegador y que alguna extensión esté fallando o que el programa esté teniendo problemas. En este caso se puede probar con otro navegador o reiniciar el programa.

No se puede descartar que sea un problema con el router. Una forma de saberlo es porque los problemas ya no pasan en momento concretos y se vuelven contantes. En este caso se puede probar cambiando el cable del router o al menos desconectandolo y volviéndolo a conectar unos segundos después. Si aún siguen los problemas se pueden probar otras opciones.

En algunos casos es posible que haya errores de conexión porque el router o módem no está colocado en un buen lugar, o que esté dando molestias a partir de que se hizo una mudanza. En el primer caso puede ser que esté en una parte de la casa en donde no hay suficiente potencia para enviar señal a otra zona de la casa.

En esta situación se puede probar poner al router en un lugar donde haya buena señal o bien, comprar un repetidor de señal para que llegue el Internet a todas las partes del hogar, incluyendo cuartos lejanos o en otro piso.

Si aún intentando las opciones anteriores todo sigue igual, se puede tratar de identificar si es algo de la empresa, para ello se puede medir la velocidad del Internet e incluso comprobar en las redes sociales si no es una caída general de todos los usuarios en ese momento.

En caso de que los resultados de la medición de velocidad sean bajos, se puede reiniciar el router. Si no se ha solucionado la falla lo mejor es contactar directamente con el operador, ya sea por llamada o redes sociales para levantar un reporte y se solucione lo antes posible la falla. En este caso, solo queda esperar que la compañía resuelva los errores lo más pronto posible.

Fuente:infobae

Más popular