Toques: ¡David, calma, calma!

En la entrega anterior hablé de mi relación con los inicios de David.

Ortiz en el béisbol, por la hermandad con su mentor el ex lanzador.

Pintacora de los Santos, a quien conocí en la década de los 70s jugando él para los Indios del Valle y recuerdo que me desempeña como secretario de la Liga.

Gocé un mundo su exaltación al Salón de la Fama.

Dos días después, me sorprendí al leer en la prensa internacional, la siguiente historia. Cito. “La compañía de cannabis Rev Brands anunció que se asociará con Ortiz para una nueva línea de productos llamada «Papi Cannabis»”.

Puedes leer: «Papi Cannabis» nuevo negocio de David Ortiz

«Una vez que abracé el flujo de la flor, todo cambió», dijo Ortiz en un comunicado. «El cannabis me ha ayudado a relajarme, dormir mejor, manejar el estrés y sanar físicamente después de toda una vida de jugar a la pelota, y espero compartir Papi Cannabis y mi viaje personal para ayudar a las personas a comprender sus beneficios». 

El primer producto de la línea se llama «Sweet Sluggers». Eso incluirá algunas de las que Rev Brands llama las «variedades favoritas» de Big Papi, que tienen nombres coloridos como «Black Mamba #7», «Lava Cake #7», «Motorbreath #15» y «Bootylicious #4».

Se venderán en dispensarios recreativos en Massachusetts. Rev Brands dice que planea lanzar otros productos Ortiz a finales de este verano”. Cierro la cita.

¿Cómo llama la atención el autor a un querido joven amigo? Veamos.

David, calma, calma. Para el autor, repito, la relación con David desde muy joven tiene características familiares.

 Cuando fue baleado en una discoteca salvándose milagrosamente, sufrimos esa situación en lo más hondo de nuestro ser.

Ahora cuando fue elevado al galardón más alto del béisbol, gozamos a plenitud ese momento. Sin embargo al leer la información donde

David propone legalizar la marihuana en nuestro país y de que forma parte de una empresa procesadora de esta hierba, nos alarmamos.

Esta sociedad nuestra, con sus falencias, tiene una gran vocación de solidaridad hacia el bien y costumbres tradicionales que nos unen a pesar de las diferencias naturales que trae la interacción humana.

De modo que, no es sano ni conveniente proponer o propiciar que se le de carácter legal a esa generadora de desgracia, aunque pueda tener en algún momento un efecto terapéutico.

Por lo que, apelando a nuestros sentimientos de amistad y aprecio te aconsejamos David, que dejes eso, lo cual no necesitas en ningún aspecto de tu vida.

Papi, déjanos gozar tu gloria y tus talentos y no comprometas tu prestigio y fama, por el bien de tu familia, de tus amigos, el tuyo y de todos los dominicanos y del mundo que hoy te aclama.

Más popular