29.3 C
Santo Domingo
jueves, junio 24, 2021

Uno de cada 10 pacientes con hidradenitis supurativa piensa en el suicidio

Uno de cada 10 pacientes con hidradenitis supurativa, una enfermedad crónica de la piel, ha pensado en el suicidio, mientras que casi la mitad padece depresión, por lo que es urgente diagnosticarlos y tratarlos oportunamente para mejorar su calidad de vida, dijeron este miércoles expertos.

En una conferencia de prensa, previa al Día Mundial de este padecimiento que se celebra cada 6 de junio, Rossana Janina Llergo, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, FMD, afirmó que “el diagnóstico y tratamiento adecuados son necesarios para una evolución satisfactoria”.

Explicó que la hidradenitis supurativa es una enfermedad sistémica, inflamatoria, crónica, “devastadora” que se manifiesta en la piel y es poco conocida.

Se caracteriza por la aparición de pequeñas y dolorosas protuberancias debajo de la piel, las cuales se pueden abrir y secretar líquido con mal olor para posteriormente formar cicatrices.

Algunas de las complicaciones asociadas a dicha enfermedad son la sobreinfección, las cicatrices que ocasionan restricción del movimiento y en algunos casos pueden desencadenar en cáncer de piel.

Mientras que las zonas mayormente afectadas son aquellas en donde existe una mayor concentración de glándulas sudoríparas, tales como las axilas, la zona de las mamas o la inguinal, así como en los genitales externos y los glúteos

Actualmente, se estima que afecta entre el 1 % y 4 % de la población mundial y generalmente se inicia en la adolescencia y se presenta con mayor frecuencia en las mujeres.

Mario Amaya, jefe de dermatología en el Centro de Salud y Desarrollo de la Universidad de Monterrey, afirmó que uno de los principales retos de esta enfermedad es el diagnóstico, “que muchas veces llega a tomar hasta 8 años, pues aproximadamente 63 % de los pacientes ocultan sus síntomas”, indicó.

Esto provoca que los pacientes sufran aislamiento social, pérdida de productividad e incluso desempleo.

El problema, indicó, es que debido a los síntomas y a los problemas que provoca la enfermedad, el 12 % de los pacientes tienen pensamientos suicidas, mientras que 43 % desarrollan depresión.

“El suicidio no es ocasionado por la enfermedad, sino el estar consciente de la sintomatología lo que los induce a él”, puntualizó.

Aunado a ello, Amaya reveló que, de acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por la FMD, 58 % de los pacientes gastan entre 1.000 y 5.000 pesos (50 y 251 dólares) al mes para tratar su enfermedad.

“Es una carga importante para el paciente”, insistió.

DIAGNÓSTICO ES CLAVE

Liliana Godínez, dermatóloga del Centro Médico La Raza, dijo que el diagnóstico de esta enfermedad por parte de un dermatólogo especialista es fundamental para que los pacientes puedan acceder tempranamente a un tratamiento que les permita alcanzar el control del padecimiento para mejorar su calidad de vida.

Refirió que los primeros síntomas de esta enfermedad aparecen desde edades tempranas, entre los 15 y 20 años.

“Si bien es una enfermedad que no tiene cura, actualmente existen opciones terapéuticas que pueden mantener a los pacientes en control de sus signos y síntomas”, manifestó.

- Publicidad -

Más popular