Unos 815 productos ya pueden utilizar el sello «Hecho en República Dominicana»

A juicio del ministro de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), Víctor -Ito- Bisonó, la implementación del sello «Hecho en República Dominicana» ha sido «exitosa» porque ya se han autorizado 815 productos de diversos rubros fabricados en el país por 80 industrias.

«Después de un año, nos complace informar que 815 productos fabricados en la República Dominicana han obtenido la autorización de este sello distintivo. Hasta la fecha, contamos con 80 industrias autorizadas, hemos otorgado 100 licencias de uso, y 126 productos de diversos sectores ya se encuentran disponibles en las góndolas de comercios en todo el territorio nacional», señaló Bisonó.

Al celebrar hoy el primer aniversario de la iniciativa, junto con la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Bisonó indicó que el sello estimula la producción local y el empleo.

Dijo que en ferreterías, farmacias, supermercados colmados, tiendas de conveniencia y estaciones de servicios a nivel nacional, se exhiben productos destacados y auténticamente «Hechos en República Dominicana«.

«Es muy gratificante para nosotros constatar que industrias de todos los tamaños en todo el territorio nacional, han abrazado con entusiasmo esta iniciativa, demostrando que el sello ‘Hecho en República Dominicana‘ es de todos», indicó el funcionario.

Agregó que empresas extranjeras que operan en territorio dominicano y basan gran parte de su producción en la mano de obra local, han decidido incorporar el sello «Hecho en República Dominicana«.

Explicó que este sello se erige como un catalizador clave en el tejido económico y social del país, contribuyendo con su desarrollo y crecimiento.

El MICM informó que el sello superó el proceso de auditorías internas y externas, y ha sido incluido «de manera exitosa» en el nuevo alcance de la Certificación ISO 9001:2015 del MICM, lo que garantiza la excelencia del servicio.

En la actividad se informó que el sello «Hecho en la República Dominicana» representa a un sector económico que aportó 146,658 empleos formales, lo que significó aproximadamente un 9 % del empleo privado en el período enero-noviembre 2023.

Durante ese mismo tiempo, las exportaciones de manufactura local registraron un monto acumulado de 1,409.6 millones de dólares, equivalente a 12.2 % de las exportaciones totales del país.

Sello Hecho en RD

  • «Hecho en República Dominicana» es un distintivo único y diferenciado, coordinado por el MICM y la AIRD. Fue lanzado el 8 de febrero de 2023. Se otorga a las industrias de manufactura local y zonas francas que cumplen con los requisitos y condiciones de uso establecidas.

El sello está disponible en la Ventanilla Virtual del MICM, de forma voluntaria, gratuita y 100 % digital.

Postura de los industriales

«En la AIRD hemos abrazado esta iniciativa del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, desde su lanzamiento el pasado año, al entender que suma en nuestro objetivo constante de mejorar el posicionamiento de nuestros productos a nivel local e internacional», dijo Juan José Attias, primer vicepresidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

Mario Pujols, vicepresidente ejecutivo de la AIRD, indicó que el sello es una importante herramienta para promover, defender y darle la importancia que merece todo lo hecho en el país.

Expandir imagen
[object HTMLTextAreaElement]
Ricardo Hausmann, profesor de la Universidad de Harvard. 

Ambos ejecutivos hablaron en el marco de la conferencia magistral: «Importancia de las políticas industriales para el desarrollo de los países», la cual estuvo a cargo de Ricardo Hausmann, profesor de la Universidad de Harvard.

Dentro de su ponencia, Hausmann habló sobre cinco temas de políticas públicas: el impuesto óptimo, bienes públicos, atracción de talentos, innovación y el crecimiento verde.

«El país sería más rico si tuviese un sector industrial más dinámico, que pudiera absorber más empleos; sería bueno para el promedio nacional que eso sea así», apuntó.

En cuanto al empleo, señaló que el trabajo remoto o a distancia se podría convertir en una gran área de actividad económica.

«Hacia el futuro las exportaciones de tareas van a ser un negocio más grande. Por un lado, vamos a poder acceder a más talento sin necesariamente tenerlo aquí y, por otro lado, el talento que tengamos vamos a poder usarlo más intensamente porque vamos a poder venderlo a otros países», expresó.

Más popular