29.3 C
Santo Domingo
martes, mayo 11, 2021

Brasil vacuna contra gripe en los automóviles para evitar el coronavirus

El Gobierno brasileño puso en marcha este lunes una campaña de vacunación contra la gripe con la que se propone inmunizar a 67,6 millones de personas, en su mayoría ancianos, con un novedoso sistema en el que no bajan de sus automóviles para evitar el riesgo de transmisión del coronavirus.

Los interesados en la vacuna tan solo tienen que acudir a puestos de salud improvisados en grandes estacionamientos al aire libre y, sin bajarse de su vehículo, esperar su turno para la inmunización.

La iniciativa, una novedad usada en las principales ciudades del país, busca garantizar el éxito de la campaña de vacunación y al mismo tiempo evitar las aglomeraciones y filas en los puestos de salud convencionales, que pueden facilitar la transmisión del coronavirus.

El servicio tuvo una gran acogida en ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte, en donde los vehículos hicieron largas filas y los mayores de 60 años, uno de los grupos de riesgo del COVID-19, tan solo tuvieron contacto con el enfermero a la hora en que abrieron la ventana del automóvil para recibir la vacuna.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, Brasil contabilizó hasta este lunes 1.891 casos confirmados y 35 muertes por COVID-19, lo que ubica la tasa de letalidad de la enfermedad en el 1,8 %. Sin embargo, esa tasa aumenta con la edad y llega al 15 % entre los mayores de 80 años.

El Gobierno decidió anticipar su campaña nacional de vacunación contra la gripe precisamente para reducir el número de mayores de 60 años que tendrían que acudir a los hospitales en épocas de cuarentenas y para ayudar a identificar con mayor rapidez a las posibles víctimas del coronavirus.

Ello debido a que la vacuna tiene eficacia contra diferentes virus que provocan gripes graves pero, como los síntomas de estas enfermedades son prácticamente los mismos que los de la COVID-19, los médicos podrán tener más seguridad a la hora de identificar un caso sospechoso de coronavirus entre los no vacunados.

El Ministerio de Salud invirtió 1.000 millones de reales (unos 2.000 millones de dólares) en la adquisición de 75 millones de vacunas y las distribuyó en todas las ciudades del país para garantizar el éxito de la campaña.

Además de ese servicio, otras novedades de la campaña de este año en tiempos de coronavirus fueron la oferta de la vacunación en farmacias privadas, que evitará que las personas se aglomeren en los puestos públicos de salud, y la convocatoria por orden alfabético de los ancianos, que pondrá fin a las concentraciones.

En su primera etapa, hasta el 22 de mayo, la campaña se propone inmunizar al menos el 90 % del público al que está dirigida, que son los mayores de 60 años (20,8 millones de personas) y las personas que trabajan en el sector salud y están más expuestos a los virus.

La segunda fase de la campaña comenzará el 16 de abril y se destinará a enfermos crónicos, profesores y profesionales de las fuerzas de seguridad y de rescate.

La última fase, con comienzo previsto para el 9 de mayo, tendrá como blanco niños de hasta 6 años, personas de entre 55 y 59 años, gestantes, indios, funcionarios del sistema carcelario y presos.

La vacuna contra la gripe de este año inmuniza contra los tres virus que más circularon el año pasado en el hemisferio sur: influenza A (H1N1), influenza B e influenza A (H3N2).

- Publicidad -

Más popular