26.1 C
Santo Domingo
domingo, septiembre 19, 2021

Obispos evangélicos ven necesario proclamar un mensaje de fe “en una sociedad con ausencia de valores”

SANTO DOMINGO. Un grupo de seis obispos de la comunidad evangélica hicieron  reflexiones  y evaluaciones de las lecciones aprendidas durante el año pasado 2020, y  la posición asumidas por los religiosos en sus respectivas denominaciones en cuanto a los desafíos presentados en el 2020.

En el espacio de discusión denominado “Perspectiva Pastoral 2021”,  los obispos abordaron  aspectos relacionados al cambio de gobierno, el desarrollo de la pandemia del COVID 19, las nuevas amenazas ideológicas, la necesidad de proclamar un mensaje de fe y esperanza, y dar testimonio de “sal y luz” en “una sociedad  con ausencia de  principios bíblicos y valores eternos”. Además la inserción social de la Iglesia, y la valoración  de un ejercicio   político con sentido de justicia para los gobernados.

Los obispos en sus discusiones, coincidieron en señalar la necesidad de que las denominaciones concentren esfuerzos de unidad corporal, a fin de realizar acciones sociales y espirituales de discipulado y formación de valores en las diferentes comunidades que no tienen presencia las congregaciones.

Al final del debate los obispos  hicieron recomendaciones a los pastores y sus feligresías para este año 2021. Suero, de la Iglesia de Dios Pentecostal M.I, recomendó a los pastores a seguir fortaleciendo la fe en Dios, dedicarse con más fuerzas a su trabajo pastoral ante los desafíos presentes.

En tanto que Ozoria, de la Iglesia Metodista, dijo que hay que seguir confiando y creyendo  en Dios, evaluación del llamado ministerial, prepararse para el relevo de liderazgo. Rosario, en representación de la Iglesia de Dios de la Profecía, llamó la atención a mantener la oración y el discipulado de calidad para su fortaleza espiritual y social.

Mientras que Aquino, en representación de la Iglesia Pentecostal de Jesucristo, recomendó que la iglesia debe buscar la presencia de Dios en oración, trabajar en favor de la gente mediante  por medio de la educación cristiana de ejemplo, trabajar en favor de la familia y el cuidado físico y moral de los  servidores de Cristo.

- Publicidad -

Más popular