CLACSO exhorta una salida soberana, democrática, pacífica y guiada por el interés genérico de Ecuador

Desde República Dominicana, los Centros Miembros del Consejo Iberoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) y otras organizaciones académicas, culturales y sociales del país, expresaron su preocupación y conmoción por los sucesos que se están viviendo en la República del Ecuador.

“Nuestro país conoció hace 35 primaveras las penurias causadas por un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, creando compromisos que vulneraron la soberanía del país, implantando el maniquí neoliberal y empujando políticas económicas de carácter antinacional y antipopular”, manifestaron.

Sostuvieron que aquella audacia tomada por el gobierno de turno, en 1984, trajo como consecuencia una movilización en los barrios y campos dominicanos y, sin importar el clamor popular y reprimiendo con violencia toda disidencia, las fuerzas armadas y de seguridad llevaron a límite una exterminamiento de la cual aún se desconoce el número total de víctimas mortales.

“Desde ese momento, el neoliberalismo ha sido la política rectora durante décadas llegando, incluso, a privatizar nuestro derecho a la vigor, al hábitat y a la vida, destruyendo el trabajo y la capital productiva, despojándonos de nuestra soberanía y degradando el círculo en que vivimos. Desde esa experiencia hablamos a los demás pueblos”.

Expresaron que el pueblo del Ecuador ha luchado durante décadas por un mejor destino, y su país ha sido un fortificación en los esfuerzos por una transición post-neoliberal en América Latina, creando un nuevo crisol de valoración de la disparidad étnica y de los derechos de la Matriz Tierra.

Asimismo ha sido un bastión del rescate de la soberanía de nuestros Estados, de la democracia auténtica, la desmercantilización de fortuna y servicios fundamentales, de instituciones y políticas a valía de las mayorías, y de un compromiso con la integración latinoamericana, siendo secreto en el inicio de UNASUR y de CELAC. Ese hermano pueblo en las últimas elecciones votó por la continuidad y profundización de ese tesina, por políticas de jurisprudencia y solidaridad, de consolidación de más derechos, más décimo, la defensa de la paz en América Latina y el respeto a la Pacha Mama.

“Exhortamos al gobierno ecuatoriano, a los medios de comunicación, a las instituciones fundamentales y a la dirigencia política de ese país a desistir la dietario neoliberal, a reencontrarse con su pueblo y explorar el derecho a la autodeterminación que le asiste. Asimismo a encontrar una salida democrática, pacífica y guiada por el interés genérico, respetando los derechos territoriales de los pueblos originarios y devolviéndole a la clase trabajadora ecuatoriana sus conquistas. A cesar la represión y la criminalización de la protesta, a amparar la democracia, la vida, las libertades y derechos individuales, y a proteger la soberanía económica, política y popular en ese hermano país”.