¿Cómo saldar la deuda de la tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito son la mejor opción a la hora de que te quedas sin efectivo. Pero, esta puede ser un arma de doble filo sino sabes usarla correctamente.

Por eso, hoy te presentamos los pasos claves para saldar tu deuda presentado por la Superintencia de Bancos:

1) Enfréntate a tu deuda

¡Ya has dado el primer paso leyendo este artículo! Te has dado cuenta de que tienes un problema y necesitas resolverlo. Felicidades.

Ahora es el momento de conocer los detalles de la tarjeta de crédito o el préstamo, es decir, de todo lo que debes. Contacta a tu entidad financiera para conocer el monto total de tus deudas y sus tasas de interés a la fecha.

Escríbelo todo y enfréntate a la realidad de cuánto tienes adeudado. Puede ser RD$50,000, RD$100,000 o RD$200,000.

Recuerda, no es tu dinero, pertenece a la entidad que confió en tu capacidad de pago y debe ser devuelto.

Persona con deudas

2) No reutilices tus productos bancarios mientras estés en proceso de saldarlos.

Registra la información importante, los números de las tarjetas, los números de los préstamos y conserva el contacto de tu oficial de cuenta. No vuelvas a gastar con ellos, no deseas que estas tarjetas aumenten de saldo a través de gastos adicionales.

3) Elabora un plan

Es hora de idear un plan, realista y que funcione de acuerdo con tus ingresos y gastos. Puedes hacer esto por tu cuenta, pero te ayudará inmensamente si puedes hablarlo con otra persona, particularmente con alguien que no te juzgue y que tenga un buen manejo con el dinero.

Para cada deuda, determina cuál es el saldo, cuál es el pago mínimo mensual y cuál es la tasa de interés. Si no tienen intereses, asegúrate de por cuánto tiempo permanecerá esta facilidad.

Por ejemplo, en abril de 2017 no me había dado cuenta de esto.

  • Tenía 7,500 libras (RD$483,764) en una tarjeta de crédito; sin intereses durante otros 3 meses.
  • 1,000 libras (RD$64,500) de una tarjeta crédito en moneda extranjera. Tasa de interés del 18%.
  • 1,500 libras (RD$96,752) en una tarjeta corporativa. Tipo de interés del 19%.
  • Y finalmente, 5,500 libras (RD$354,760) en la tarjeta de crédito para emergencias. Sin intereses durante otros 18 meses.
  • Total, con intereses, de 15,500 libras (RD$1,032,030).

Mis pagos mínimos totales fueron de alrededor de RD$12,900 por mes, que en ese entonces era lo que podía realizar. Pero a ese ritmo la deuda tardaría 78 meses en pagarse, 6.5 años.

4) Inicia por pagar la deuda que te está costando más dinero (por los intereses)

Pagar la deuda

Difiero con el método de bola de nieve (que aconseja pagar primero el saldo más pequeño). ¡Limpie primero la horrible deuda con altos intereses!

Después de que se liquidaron las tarjetas de cobro de intereses, me quedé con dos saldos grandes en tarjetas del 0%, entonces inicié con el pago de los saldos más pequeños.

Con el pago mínimo definido, hubo meses que pude aplicar un extra a la deuda y esto redujo el saldo pendiente.

Al momento de concluir con esta, el monto destinado para lograr saldarla fue aplicado a la siguiente deuda, cada mes, poco a poco. También hice todo lo posible para ahorrar dinero y ganar dinero extra.

5) Al mismo tiempo, crea un fondo de emergencia

Imagen de internet

Esto es de suma importancia. Al mismo tiempo que honras tus compromisos, también debes destinar dinero a un fondo de emergencia.

Por cada pago adicional que estaba aplicando a mi deuda, también ahorraba la misma cantidad. Esto me dio la gran tranquilidad de que, si necesitaba dinero, entonces podría recurrir a mi fondo de emergencia si fuera necesario.

Seguí haciendo esto hasta que mi fondo de emergencia llegó a un nivel con el que me sentía cómoda. Esto fue unos tres meses de gastos fijos, pero podría ser mayor o menor.  Es una decisión personal.

6) Ten paciencia, sigue adelante hasta que la deuda desaparezca

Puede tomarte dos años, o puede llevarte cinco años, pero sigue adelante. Sigue haciendo esos pagos mensuales hasta que cumplas y estés libre.

Es normal que ocurran altibajos y que sientas que el viaje nunca terminará. Me resbalé, un par de veces. Las vacaciones de verano siempre me atrapan: gastos más altos y menores ingresos.

Es posible que te resbales, pero no te castigues demasiado. ¡Cada día, semana, mes es un nuevo mes y puedes restablecer las intenciones positivas para llevar esa deuda a RD$0!

Más popular