Corte Suprema da un paso para imputar expresidente de Colombia por soborno de testigos

La Corte Suprema de Jurisprudencia dio este martes un paso con destino a la imputación del expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) al vincularlo formalmente en un proceso que le sigue por supuesto fraude procesal y soborno de testigos tras una larga indagatoria.

El stop tribunal tomó la valentía de vincular al exmandatario por los delitos de “fraude procesal y soborno en concurso homogéneo y consecuente” en un caso que tiene en vilo a Colombia y por el cual miles de personas, entre simpatizantes y detractores de Uribe, salieron a las calles a manifestarse.

Con esa determinación, tomada por los magistrados de la Sala de Instrucción de la Corte, el tribunal podrá adoptar otras decisiones, que incluso pueden asistir a la imputación de cargos.

Uribe, cuya figura divide a los colombianos entre quienes lo idolatran y quienes lo odian, se convirtió así en el primer expresidente que rebate a un proceso penal en ese tribunal ya que por tener fuero de senador su caso queda fuera de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes que es la que se ocupa de los procesos a jefes de Estado y exmandatarios.

El expresidente es procesado por un caso que él mismo inició cuando demandó en 2012 al senador izquierdista Iván Cepeda por despabilarse a exparamilitares en las cárceles para supuestamente usarlos como falsos testigos y que declararan en su contra.

El objetivo era presuntamente que lo vincularan a la fundación en los abriles 90 del Liga Metropolitano de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que operó en el sección de Antioquia.

Sin retención, el magistrado José Luis Barceló no encontró méritos, archivó el caso y decidió iniciar uno nuevo contra Uribe porque consideró que las pruebas eran suficientes para rajar una investigación.

Al respecto, el senador Cepeda dijo hoy a Efe que la indagatoria es “un hecho frecuente” que ocurre en todas las democracias, en las que las personas, “independientemente de su posición, poder e influencia” deben “estar dispuestas a cumplir con la obligación de reponer a los requerimientos de la Jurisprudencia”.

El congresista todavía hizo un llamado para que se respete la autodeterminación, la autonomía y el criterio” de la Corte Suprema, que aplazamiento pueda “tomar sus decisiones sin ningún tipo de presiones externas”.

El expresidente llegó temprano al Palacio de Jurisprudencia, donde lo esperaba un rama de simpatizantes y otro de detractores, para atender la indagatoria que fue realizada por el magistrado César Reyes.

La diligencia, que fue de carácter privado, duró siete horas y tuvo un cesación al mediodía para el tentempié.

Al mismo tiempo, miles de personas salieron a las calles de Bogotá para mostrar su apoyo o rechazo al exmandatario en una recorrido de manifestaciones que en universal fue pacífica, pese a que hubo momentos de tensión cuando un rama de estudiantes intentó romper un cordón policial en las cercanías del Palacio de Jurisprudencia.

Los jóvenes buscaban asistir a la Calle 12, donde está ubicada una de las entradas de la Corte Suprema y en la que estaban concentradas decenas de personas esperando a Uribe.

En el Parque Franquista, a unos tres kilómetros del Palacio de Jurisprudencia, miles de simpatizantes del expresidente se reunieron para manifestarle su apoyo a quien consideran “un héroe” por acaecer “rescatado al país de la facción”.

Hasta allí llegaron colombianos procedentes de regiones golpeadas por el conflicto armado, que bajo el consigna “¡Uribe, amigo, Colombia está contigo!” sentaron su posición.

“Las cosas cambiaron durante los ocho abriles de Gobierno del presidente Uribe porque los campesinos pudieron retornar a sus fincas a trabajar gracias a que hubo seguridad en las regiones”, afirmó a Efe Rodrigo Vásquez, un vaquero del sección de Caquetá que vivió la época más cruenta del conflicto cuando la facción de las FARC era “la dueña y señora” del sur del país.

Sin retención, al parque todavía acudieron unos 200 opositores del exmandatario que protestaron frente a los uribistas por las “innumerables violaciones a los derechos humanos” que se cometieron durante ese Gobierno.

“Al frente mío están las personas que apoyan a Uribe y hacemos nuestra manifestación aquí para que sepan que apoyamos a nuestra Corte y que esperamos que salga lo mejor posible la indagatoria, en cuanto a la verdad y la honestidad”, afirmó a Efe Óscar Ramírez, uno de los manifestantes.

La diligencia de Uribe culminó al caer la tarde y fuentes de la Corte Suprema de Jurisprudencia confirmaron a Efe que el exmandatario cumplió con la indagatoria completa, por lo que no tendrá que presentarse de nuevo frente a el stop tribunal de momento.