Dyson se rinde y decide no elaborar su primer coche eléctrico

Dyson, la empresa conocida por sus aspiradoras y estilizados ventiladores, anunció la anulación de su tesina para elaborar un coche eléctrico. Por medio de un correo electrónico enviado a sus empleados, James Dyson, inventor y fundador de la empresa, dijo que el transporte no era comercialmente viable.

Dyson reveló que han llevado a lugar un proceso serio para conseguir un comprador para el tesina, lamentablemente no tuvieron éxito. “No se manejo de una equivocación del producto o del equipo” anticipa el responsable de la empresa, argumentando que el equipo se ha mantenido fiel a las filosofías de Dyson, a la par de ocurrir sido ingeniosos en su enfoque.

La idea de un coche eléctrico es poco que pasó por la persona de James Dyson desde hace 30 abriles, cuando presentó un filtro ciclónico para el escape capaz de atrapar los gases contaminantes de los vehículos. Pero no fue sino hasta 2015 que el inventor retomó la idea y en los abriles posteriores se dedicó a alistar ingenieros y expertos en coches eléctricos — incluido el principal de comunicación de Tesla — con la firme intención de construir su primer transporte para 2020.

El plan de contar con una planta de coches eléctricos en Singapur, los cuales saldrían de la estría de producción en dos abriles, no va más. De acuerdo con BBC, Dyson consiguió elaborar algunos modelos que ya estaban en etapa de pruebas. Ahora la empresa reubicará a los más de 500 empleados en otras áreas, luego de que la trabazón directiva decidiera cerrar el tesina automotriz.

Lo interesante es que Dyson continuará utilizando la tecnología desarrollada para su tesina de coche eléctrico, como la depósito de estado sólido, que será el eje de los esfuerzos de fabricación. Otras tecnologías mencionadas son sistemas de visión, de detección, robótica, formación involuntario e inteligencia químico.

James Dyson dijo que este no es el primer tesina que ha cambiado de dirección y no será el postrer.