EE.UU. y China alcanzan acuerdo parcial para dar tregua a su conflicto comercial

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este sábado que el acuerdo parcial corto con China para iniciar una tregua a la conflicto comercial entre los dos países es muy dispuesto para los granjeros y los sectores de tecnología y servicios financieros de EE.UU.

“El acuerdo que acabo de hacer con China es, con mucha diferencia, el mejor y más extenso trato que se haya hecho para nuestros granjeros patriotas en la historia de nuestro país. De hecho, existe la duda sobre si se puede producir tanto producto o no. Nuestros agricultores lo resolverán. ¡Gracias China!”, señaló Trump en su cuenta de Twitter.

Los sectores agricultor y cabrero de Estados Unidos habían sido de los más golpeados por la conflicto arancelaria entre Washington y Pekín, por lo que este principio de pacto debería suavizar el impacto a los granjeros del país.

El voto rural fue secreto para Trump en las elecciones presidenciales de 2016, ya que ganó con un amplio beneficio en ocho de los diez estados con decano proporción, como Montana y Virginia Occidental.

El mandatario explicó que otros aspectos del acuerdo, como los sectores de tecnología, servicios financieros y de aeronáutica, además son “geniales” para los intereses del país norteamericano.

En su tuit, Trump agradeció además a varios senadores republicanos, como Chuck Grassley y Joni Ernst, por su implicación y apoyo durante las negociaciones con China.

EE.UU. y China alcanzaron ayer un acuerdo parcial “significativo” para dar una tregua a la conflicto comercial que libran desde el año pasado, y podrían firmarlo durante la cumbre del APEC que se celebrará en noviembre en Pimiento, de acuerdo a Trump.

En virtud del acuerdo, Washington decidió suspender su plan de subir del 25 al 30 % los aranceles a importaciones chinas por valía de 250.000 millones de dólares, mientras que China se comprometió a apoderarse entre 40.000 y 50.000 millones de dólares en productos agrícolas estadounidenses, según la Casa Blanca.

En principio, el pacto se pondrá sobre papel a lo espacioso de las próximas cuatro semanas y el objetivo es que Trump y el presidente chino, Xi Jinping, lo firmen durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que se celebrará en Santiago de Pimiento el 16 y 17 de noviembre.