¿El café es bueno o malo? Las dosis y los horarios recomendados para degustar una taza

Esta pregunta ronda por la mente de muchas personas y es que el café todavía no se sabe muy proporcionadamente si es bueno o malo para la lozanía. Para algunos consumidores supone una inyección de energía, pero para otros puede ser una razón para no descansar adecuadamente por la confusión. Por otra parte, existen diferentes mitos que rodean a uno de sus componentes: la cafeína. Son numerosos los artículos que nos hablan sobre los beneficios del café y las bondades que tiene su consumo para nuestra lozanía. Entre ellos se encuentra que tiene un impacto positivo en quienes sufren enfermedades coronarias, han sido diagnosticados con hipertensión o tienen arritmias cardíacas. Igualmente, puede ayudar a acortar el aventura de sufrir diabetes tipo 2.

No obstante, además existen estudios que afirman que el café puede ser perjudicial. Así, constatan que puede disminuir la unión de hierro provocando anemias, los niveles de colesterol pueden aumentar conveniente a su consumo y la presión arterial. Con estos dos puntos de instinto, ¿positivamente el café es bueno o malo?

La respuesta correcta radica en su consumo moderado y es que esta bebida tomada en exceso puede ser perjudicial. Sin secuestro, en las dosis adecuadas no tiene por qué provocar anemias ni un aumento del colesterol. Pero, para ello, es conveniente retener cuántas tazas de café al día son las recomendadas y, además, cuál es la mejor hora para degustar esta bebida.

¿Cuál es la dosis diaria de café recomendada? La Sociedad Española de Cardiología (SEC) que centra sus esfuerzos en difundir publicaciones e información de interés con todo lo que esté relacionado con el corazón confirma que la dosis diaria de café no debería exceder las cuatro tazas diarias. Aunque a esta conclusión llegaron realizando una investigación pequeña, la verdad es que es una dosis que suelen encomendar los profesionales.

Las mejores horas para tomar café

Aunque muchas personas consuman café en el desayuno porque este les ayuda a despertarse, en verdad, esto es un error. La razón está en que el cortisol es una hormona que llega a sus niveles más elevados por la mañana, aproximadamente entre las 5 y las 8 AM. Esto quiere afirmar que todo nuestro cuerpo se activa, por eso es mejor esperar para tomar una taza de café cuando los niveles de cortisol desciendan.

Lo adecuado es que, al mediodía, por ejemplo, a las 11 AM tomemos nuestro primer café. Esto nos ayudará a tener la energía necesaria para poder continuar con las actividades que tengamos que hacer durante la mañana. Luego, degustar una taza luego de tomar y hasta las 5 PM puede permitirnos afrontar una tarde de trabajo con la energía suficiente. No es recomendable tomar café luego de esta hora, ya que puede evitar que por la confusión descansemos proporcionadamente.

Con todo, podemos concluir que el café es bueno siempre y cuando se tome en las dosis adecuadas y a unas horas apropiadas. Por otra parte, en el caso de que la cafeína nos excite demasiado, podemos optar por el café descafeinado. Una alternativa para poder seguir disfrutando de esta bebida.