El final feliz de un accidental intercambio de bebés en un hospital de Brasil

El accidental error en una clínica de maternidad de Brasil, donde el pasado 9 de julio dos bebés fueron intercambiados y entregados a madres diferentes, tuvo este viernes un final feliz cuando los recién nacidos regresaron legalmente a sus progenitores biológicos.

El hecho ocurrió en el Hospital de Urgencias de Trindade, municipio del estado de Goiás (centro), cuando por razones que todavía son investigadas las pulseras de identificación y las ropas que vestían los bebés fueron intercambiadas.

Después de comprobarse el error mediante exámenes de ADN practicados a los bebés y a sus progenitores, los padres acudieron este viernes a la Comisaría de Trindade que adelanta las investigaciones y firmaron los documentos necesarios exigidos por la ley.

No obstante, en la noche del jueves, ya los menores estaban con sus padres biológicos después de que las pruebas genéticas apuntaron sobre el error cometido en la clínica.

Genesio Vieira, uno de los padres y quien habló en nombre de las dos parejas, dijo a periodistas que actuaron siempre teniendo al “amor por encima de todo” y esperan que el hospital asuma su responsabilidad y repare los daños morales causados.

Entre tanto, Amanda Fátima Bueno, una de las tías, señaló: “Vamos a asimilar la situación. Ahora tenemos dos bebés. El amor no divide, multiplica”.

La sospecha de un error en la clínica fue levantada, primero, por Vieira y su esposa Pauliana Maciel, quienes notaron que su hijo no se parecía con ellos, a pesar de los pocos días de nacido.

Una primera prueba de ADN comprobó que el menor no era hijo de Vieira y Maciel, por lo que la pareja denunció el caso ante las autoridades, que determinaron hacer el mismo tipo de examen a Aline Alves y Murillo Lobo, los supuestos padres del otro bebé.

El hospital, por su parte, comunicó que “fue la institución la que remitió a la autoridad policial los resultados de los exámenes de ADN” y que “no iría a comentar más del tema por considerarlo terminado” y será ahora la Policía la encargada de “relatar quién, de hecho, fue el responsable por el intercambio de bebés”.