Problemas de transporte y bloqueos en inicio de la huelga franquista en Ecuador

Problemas con el transporte y separación de vías se registran en Exento y Guayaquil, previo a la huelga franquista convocada por sindicatos, sectores sociales e indígenas en contra de la elevación del coste de los combustibles, en el ámbito de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aunque las manifestaciones se han trillado en los últimos días en varias ciudades del país, Exento concentra la atención tras la aparición de miles de indígenas, mientras que a Guayaquil se trasladó el lunes la sede del Gobierno, amparado en un decreto de excepción del pasado jueves.

Los indígenas se concentran en el centro finalidad de Exento donde llegaron entre el lunes y martes desde el interior del país y ahora se preparan para una manifestación contra el Gobierno liderado por Lenín Dorado.

Una fuente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) dijo a Efe que esta mañana participarán en una asamblea “en la que se tomarán algunas decisiones” pero no detalló en qué ámbitos.

En la renta ecuatoriana persisten los problemas con el transporte y la población se encarama en cajones de camionetas para avanzar a sus lugares de trabajo.

El servicio de transporte metropolitano funciona con dificultad, al igual que los taxis.

A primeras horas de hoy, manifestantes cortaron una parte de la avenida 10 de agosto, centro de concentración para el inicio de la marcha con destino al centro histórico, donde se encuentra el palacio presidencial de Carondelet.

Los manifestantes colocaron ramas de árboles en las vías frente a la matriz del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), donde la semana pasada se registraron varios de los hechos más violentos contra la valor del Gobierno de eliminar los subsidio del diesel y la gasolina extra, la de anciano consumo.

Jaime Arciniegas, miembro del Parlamento Sindical ecuatoriano, dijo a Efe que igualmente en la tarde se sumarán más trabajadores e insistió en que el Ejecutante derogue el decreto por el que eliminó los subsidios a los combustibles.

Pese a que el dirigente de Estado despacha desde Guayaquil, Arciniegas comentó que “por ser un área alegórico”, la marcha intentará ascender a Carondelet, donde el paso está bloqueado con vallas, alambres, y un cachas resguardo de las fuerzas del orden.

Por su parte, en Guayaquil (suroeste), hubo a primeras horas reclamos de conductores por cierres temporales de tramos de un puente que une esa ciudad con Durán, una de las vías principales de la ciudad, considerada centro financiero del país.

En zonas de la ciudad de Cuenca, otra de las grandes urbes de Ecuador, manifestantes bloquearon algunas vías en rechazo al incremento del precio del combustible.